CHF 18.00

Bombilla Alpaca

Bombilla Alpaca

Para los argentinos, el mate es un símbolo de nuestro país que nos enorgullece, una excusa para reunirnos, una costumbre familiar que se hereda y nos acompaña durante todo el día. Está presente en el día a día de nuestra sociedad en todos los ámbitos de la vida, te hace hablar cuando estás con alguien y pensar cuando estás solo.

Hay existencias

1. Llena un termo con agua caliente.
Para que el mate esté a la temperatura adecuada, no debe estar ni tibio ni hirviendo. Es aconsejable que la temperatura esté entre 70 y 80º C.

2. Introducir la yerba en el mate y agitar.
Una vez más, las instrucciones son estrictas y exigen que el mate no rebose de yerba y que no llegue a hervir. Llenar el recipiente tres cuartos a ojo (sin medidores). Luego tape la abertura del mate con la mano, délo vuelta y sacúdalo un par de veces para quitarle el polvo.

3. Forme un agujero y vierta agua tibia.
Ahora coloque la yerba en un lado del mate de manera que haya un agujero en el lado opuesto, y luego vierta cuidadosamente agua tibia sobre ella. Es importante que no hierva para que la yerba no se queme y pierda su sabor. Dejar reposar unos segundos.

4. Introducir la bombilla.
Un truco práctico: tapa el orificio superior de la bombilla con un dedo e introdúcela en el agujero que has hecho antes. El gran riesgo de este paso es que se tape el mate.

5. Cebar el mate.
Con la temperatura ideal mencionada anteriormente, ahora comenzamos a cebar el mate. Se debe cebar una pequeña cantidad de agua en forma alternada y siempre en el mismo lugar (preferentemente al lado de la bombilla).

6. Compartir un momento.
Comienza la ronda y es importante respetar el orden. No hay que saltársela. Tomar el mate con algo dulce y compartir lindos momentos con los amigos.